dijous, 31 d’octubre de 2013

Exposició multiarts TENEN ULLS I NO HI VEUEN

Entre els anys 2008 i 2010 La Delegació de Pastoral Universitària va reformar els locals dels CCU per crear l’Espai von Baltasar, un espai destinat a treballar amb els joves universitaris la relació entre creació, estètica i espiritualitat. Hem convocat diversos grups d’universitaris proposant-los de llegir textos, bàsicament bíblics i de l’evangeli. Hem fet exposicions modestes, entenent que l’Espai von Balthasar és una cantera.

Hem signat un conveni amb la Universitat Ramon Llull per tal que l’Espai von Baltasar fos el lloc on s’exposaven les obres dels guanyadors dels PREMIS D’ART URL, i hem fet ja diverses exposicions.

Des de llavors hem fet una quinzena d’exposicions, amb artistes joves diversos. I hem agrupat també els joves de les corals  universitaries. I anem treballant per sumar nous artistes plàstics, audiovisuals i músics.

Després de l’esposició BENAURATS? FELIÇOS?¸ centrada en un relectura  del text de les Benaurances per persones de diferents procedències espirituals, una exposició que ha estat el resultat del treball d’un any de seminari intern sobre el sentit d’aquest text, el mateix grup va decidir iniciar un treball sobre la idea de la LLUM en els textos bíblics. La llum com a metàfora del Sentit, com oposició al caos, al no-sentit. Llum i foscor; la ceguera com a concepte de no voler veure. Amb el títol: “Tenen ulls i no hi veuen!”. Ens basem en  el text de Isaïes 9 i de l’evangeli de Joan, especialment Jn. 3,1-21 i el fragment de Nicodem; 9, 35-41, la ceguesa incurable.

INAUGURACIÓ DE L’EXPOSICIÓ MULTIARTS

Dimecres 6 de novembre a les 19’30h.

Els autors presentaran personalmente les seves creacions.

Amb concert breu d’Adrián Guajardo




La Delegació de Pastoral Universitària de Barcelona, a través del Centre Edith Stein va convocar un seminari de recerca amb un grup d'artistes joves en posant en relació la creació i l'espiritualitat. I va proposar la lectura i re-interpretació del text de les Benaurances, de l'evangeli, un text escrit fa gairebé 2000 anys. Alguns d’aquests artistes eren cristians, altres provenien del budisme, i altres no eren creients. Després de mesos de reflexió i meditació, es va decidir crear. Cada artista va intentar plasmar el que havia anat descobrint. El video és una part de tot el que es va exposar a l’Espai von Balthasar, l’espai que la Delegació de Pastoral Universitària de l’Arq uebisbat de Barcelona ha destinat a l’art, la creació en relació a la cultura i el pensament.

diumenge, 13 d’octubre de 2013

Investigar obres d'art

La setmana Catalunya central / Capítol 9

dimarts, 8 d’octubre de 2013



RAVENNA. L’Episcopion (6), La “imago clipeata” de Sant Pau, 491-519 dC.
Os explicaba ayer la importancia que tenía el retrato en el mundo romano, sobre todo en vistas a componer las “imagines maiorum” o de los antepasados. Naturalmente no tenemos retratos auténticos ni de Cristo ni de los Apóstoles, pero con el tiempo se confeccionaron retratos convencionales para que las grandes figuras del cristianismo pudieran ser reconocidas fácilmente. En Roma, a finales del siglo III, ya estaban bien definidas las fisonomías de los dos apóstoles Pedro y Pablo, a los que la Iglesia Romana tiene por padres y fundadores. Pedro tiene la cara cuadrada, mientras que la de Pablo es alargada; la barba de Pedro es corta y redondeada, mientras que la de Pablo – que vemos en la imagen que os presento – es puntiaguda; Pedro tiene una cabellera cana pero bien poblada, mientras que Pablo es casi calvo o con grandes entradas encima de la frente; a Pedro se le caracteriza como hombre de gobierno y a Pablo como intelectual. Es muy importante para la historia de la Iglesia cómo se llegó a formar el binomio inseparable de Pedro y Pablo. 


 Los Hechos de los Apóstoles hablan de ellos como los protagonistas de los primeros pasos históricos de la Iglesia, pero no dejan de mencionar sus diferencias y controversias que se solucionan dando a Pedro el encargo conducir (episkopein) la Iglesia de los Judíos, que en aquellos momentos era mayoritaria, y a Pablo el de predicar y conducir la Iglesia de los Gentiles (greco-romanos no judíos) que él con su predicación y celo estaba congregando. Ambos se encontraron en Roma y ambos murieron en Roma en la misma persecución, y ambos fueron amados y venerados en Roma, de modo que a los pocos años sus originales diferencias habían desaparecido de la memoria histórica, pues la Iglesia de los Judíos se había evaporado y la de los Gentiles era la común y mayoritaria. Quedan los clichés teológicos originales de la “Ecclesia ex Synagoga” y la “Ecclesia ex Gentibus”, como si fueran las dos almas de la Iglesia, pero la dualidad se disolvió yen la memoria de la Iglesia Pedro y Pablo ya no la tipifican sino que su binomio más que tensión evoca compenetración. Se les representa juntos y afrontados como los célebres gemelos Dióscuros, pero se les comparaba también con los fundadores de Roma, los gemelos Rómulo y Remo, pues Pedro y Pablo pueden alardear de haber fundado la nueva Roma Cristiana.
Josep Laplana (Director del Museu de Montserrat)

diumenge, 6 d’octubre de 2013

Gravat


RAVENNA. L’Episcopion (5), Medalló de mosaic amb la “Imago clipeata” de Crist, decoració de l'arcada central de la capella, 491-519 dC.
Si miráis las imágenes segunda y tercera de la serie que os presenté los pasados domingo y lunes, veréis que los intradós de las cuatro arcadas centrales de la capilla están decorados con una serie de “imagines clipeatae” o retratos dentro de un medallón de santos y santas, encabezados por los de Cristo y los doce apóstoles, de los que voy a presentaros algunos ejemplos. En el mundo romano siempre se apreció enormemente el género del retrato, no sólo el imperial sino el familiar, que con el tiempo pasaba a engrosar las “imagines maiorum” los retratos de los antepasados que se guardaban en el “tablinum “ una habitación adecuada para ello en el “atrium” o entrada de la casa. Tener muchas “imagines maiorum” era signo de nobleza y de piedad. El cristianismo adoptó esta práctica tan genuinamente romana y consideró que sus “mayores” eran los apóstoles y los mártires y posteriormente todos aquellos de los que se debía guardar santa memoria. Si vais a San Pablo extramuros de Roma encontraréis todas las “imagines clipeatae” de los Papas desde el siglo VI. Las de Ravenna se enmarcan en este contexto, con la particularidad de que la primera de la serie es la de Cristo, que hoy os muestro. Es imberbe y joven a perpetuidad. Continua el aspecto “apolíneo” que el primitivo arte cristiano del siglo III daba a Jesús, como nuevo y verdadero Apolo, el dios de la Razón sabia e identificado con el sol. Viste de púrpura como el emperador y mira fijamente a quienes le miran. Su nimbo es crucífero con la particularidad de que la cruz inscrita es “gemmata”, de oro y pedrería como la de Jerusalén. Se les representa y se le comprende como la “Sabiduría de Dios” que rige y da vigor a todo y a todos los que participan de la “communio sanctórum” de todos los santos y santas, seguidores y amigos suyos, conocidos y desconocidos. Pensad que en el corazón de Dios también está impresa nuestra “imago clipeata”; esto nos llena de consuelo y de esperanza.


Josep Laplana Puy (Director del Museu de Montserrat)

 
Free Host | lasik surgery new york